Una pequeña guía para tratar efectivamente el contenido de nuestras redes sociales

Trata todas las piezas de contenido – cada tuit, cada publicación en Facebook, cada CTA, cada correo electrónico de divulgación de prensa – con el mayor cuidado. Debe haber un poco más de lucha interna cuando presionamos enviar o publicar, si no lo sentimos, entonces no creo que sea lo suficientemente bueno.

Esto no debería confundirse con perfeccionismo, queremos empujar las cosas con consistencia y sin persistencia.  Se trata de la auto-disciplina, el pasar por esa lucha – incluso si se siente ligeramente – cada vez.

Cada pieza del contenido es lo único que importa.
Le damos toda nuestra atención. Queremos hacerlo excelente, y tenemos un pequeño sentimiento de vulnerabilidad y de incomodidad cuando lo dejamos salir porque pensamos que podría ser muy atrevido o que podría fallar. Eso es, sin embargo, lo que crea la volatilidad de la pieza, la oportunidad para que se alce sobre todo lo que hemos escrito hasta ahora y sobresalga y atraiga la atención de todos.

zona_de_confort_y_magiaA veces creemos que solo publicar un número consistente de cosas en las redes sociales nos ayudará a ganar. Muchas personas incluso nos aconsejan a solo enfocarnos en la cantidad. No creo que eso sea cierto ahora. Sí, necesitamos publicar cosas en una gran cantidad, pero necesitamos tratar cada pieza del resultado como una que será un éxito. Cada pieza, tenemos que sentirla como si fuera “la indicada”. No toda en la misma manera, pero toda en su propia manera de redefinir la excelencia para su área. Y luego, solo algo de ello será un verdadero éxito y la mayoría no lo será. Pero esa será la única manera para que nosotros realmente creemos un espacio de excelencia.

Creo que este es el alcance que queremos tomar y posiblemente hemos caído en él leyendo algunos comentarios de como las personas se sienten en lo que producimos. Requerirá mucha reflexión interna y aprendizaje, y no siempre se sentirá bien mientras vayamos por esa lucha. Yo sí creo que nos ayudará a crear algo de lo que realmente estemos orgullosos, donde podamos decir: “Sí, escribir esto no fue fácil, y dudé de mí mismo algunas veces en el camino. Luego lo publiqué con una pequeña incomodidad, pero se sintió como lo correcto. Ahora, al ver los resultados me hacen sentirme feliz.” O posiblemente será una decepción, pero la disciplina de ser incómodo debe estar ahí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *