Reboteando

Termino esta serie de artículos dedicados a los distintos indicadores de la actividad de una web tratando uno de los más importantes, pero también de los más difíciles de interpretar y gestionar: Bounce Rate (BR) o Ratio de Rebote.

El BR tiene por objeto medir el porcentaje de visitas de una web que deciden salir nada más verla, algo así como cuando entramos en una puerta giratoria, echamos un vistazo al interior y volvemos a salir sin haber abandonado la puerta.Puerta Giratoria

El BR lleva intrínseco en su definición el que la visita sea de poca duración, y es este concepto de la duración el que hace especialmente complejo este indicador. Está claro que nada tiene que ver una definición en la que la duración máxima para su cálculo sea de 5 sg, que sea de 30 sg o que no se contemple el tiempo ¡Pues de todo hay!

Sea pues el BR el porcentaje de visitas que tiene una web y que solo visitan una de sus páginas con un tiempo de permanencia de x segundos.

Si el tiempo es de 5 sg, claramente el BR está dándonos medidas de visitantes que no tienen ningún interés en nuestra web. Pero ¿Qué pasa con los que permanecen, 6, 7 o hasta 10 sg? Pues probablemente sean de la misma naturaleza.

¿Y si el tiempo es de 30 sg? ¿Todas las visitas contempladas como rebote lo son realmente? Es obvio que no. En 30 segundos se puede conseguir la información que se buscaba; pensemos por ejemplo en un teléfono de contacto o en webs de información de la hora exacta.

¿Y si no se contempla el tiempo de permanecía? Pues en este caso claramente hay que tomar el valor del BR con mucha precaución, teniendo muy en cuenta la naturaleza de nuestra web y, muy recomendablemente, complementándolo con otros indicadores. En este tipo de definición puede darse el caso de una web con un funcionamiento excelente y un BR muy próximo al 100. Este es el caso de un blog con muchos subscriptores que se conectan directamente al último post en cuanto reciben el aviso de su publicación.

Supóngannos pues que tenemos un BR que nos mide realmente los visitantes que llegan, ven y se van. El valor del BR se presenta como un entero entre 1 y 100 donde 100 significa que todas nuestras visitas (100%) salen escopetadas según ven nuestra web.

Un BR muy alto y bien definido (que contemple un tiempo de abandono razonable) siempre es malo y debe implicar medidas. Solo hay dos motivos para que esto ocurra, o al menos eso creo yo:

  • Los visitantes buscan algo diferente a la temática de nuestra web. Si este es el problema entonces estamos haciendo mal el SEO.
  • Nuestra web no les resulta atractiva. Si este es el caso debemos plantearnos rediseñar nuestra web.

Para terminar quiero recalcar que si el BR no contempla el tiempo de permanencia o contempla un tiempo alto, no necesariamente es malo tener un BR muy alto, lo debemos analizar en función de los objetivos reales de la web.

 

Javier Ezquerra JAEZ. CISA

Consultor en TusMedios

Las imágenes proceden de http://pixabay.com/

@Javier_Ezquerra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *