Ocho cosas que puedes hacer si tu tráfico orgánico se desploma de repente

seo_organico_googleA todos nos ha pasado alguna vez. De repente, sin ningún tipo de aviso previo y sin razón aparente, tu tráfico orgánico se desploma. Si esto ocurre, ¿qué es lo que puedes hacer?

1)      No te pongas histérico

Si te das cuenta de que tu tráfico orgánico ha bajado un 25% desde enero a marzo (o cuando sea), no te pongas histérico. No empieces a quitar contenidos de tu página, a sacrificar cabras ante una imagen de Matt Cutts (Director del departamento contra el spam en Google) o a despedir a todas las personas que trabajan en tu departamento de marketing.

Mantente tranquilo e intenta averiguar qué es lo que pasa.

2)     Profundiza

Pasa bastante tiempo en Google Analytics y empieza a evaluar otros datos. Por ejemplo, ¿han caído también las visitas directas? ¿Ha disminuido también el tráfico de referidos? ¿Ha caído igualmente el tiempo que pasa la gente en tu sitio? ¿Qué ocurre con las llamadas telefónicas a través del tráfico orgánico?  ¿Qué otras tendencias puedes apreciar?

3)     Evalúa tu PageRank (posicionamiento de página)

¿Ha caído tu PageRank? Y no me refiero a tu ranking en relación a palabras clave particulares o específicas. Me refiero a tu verdadero PageRank. Google clasifica la reputación de tu página en una escala del 1 al 10. Cuanto mayor sea la puntuación que recibes, más reputación tiene tu página. Por ejemplo, una página que acaba de aparecer en la red tendrá una puntuación que oscilará entre 0 y 1. Cuando hayan pasado 2 o 3 años en los que esa página haya publicado contenidos relevantes, haya conseguido cada vez más visitantes y haya publicado backlinks legítimos, su PageRank aumentará hasta llegar a un 3 o, incluso, a  un 4. La mayoría de las empresas privadas llegan, como máximo, a tener un 5. En general, solo las páginas relacionadas con los medios de comunicación (NYtimes.com, CNN.com, etc.) y las de las grandes empresas mundiales y los sitios .gov y .edu tienen PageRanks superiores a 8.

Puedes averiguar fácilmente cuál es el PageRank de tu página (o de cualquier sitio que visites) a través de las muchas páginas gratuitas disponibles en Internet.

4)     Evalúa piezas específicas de contenido

Por ejemplo, si el 75% de tu tráfico orgánico ha visitado tradicionalmente una página específica de tu sitio, una disminución pequeña en el ranking de una palabra clave de búsqueda determinante de esa página puede alterar dramáticamente tu tráfico. ¿Es este tu caso? ¿O, por el contrario, la disminución de tu tráfico orgánico se distribuye de forma más o menos igualitaria en relación a varias partes de tu contenido?

5)     ¿Qué ha cambiado?

Esta es la parte más importante de todo este proceso. Necesitas examinar qué es lo que ha cambiado y que ha podido ser el culpable de la disminución de tu tráfico orgánico. En particular, necesitas examinar lo que TÚ has cambiado. Examina todo lo que se te pueda ocurrir, aunque algunas cosas te parezcan una tontería. Por ejemplo, ¿comenzaste con AdWords en enero? ¿Dejaste AdWords en enero? ¿Comenzaste una campaña de marketing en la radio? ¿Aumentaste/disminuiste la cantidad de contenido que estabas publicando en tu sitio?

¿Qué cambios que has introducido en tu sitio han podido causar, sin que tú te dieras cuenta, una disminución en tu tráfico orgánico?

6)     Piensa en cosas que se puedan poner en práctica inmediatamente

Por ejemplo, los responsables de una empresa que conocíamos nos dijeron que su tráfico orgánico se había desplomado y no sabían por qué. Esto les ocurrió después de haber experimentado aumentos mensuales de tráfico orgánico durante un periodo considerable de tiempo. Mientras debatían sobre la táctica de marketing que había provocado ese parón en su crecimiento, el único cambio que introdujeron para intentar cambiar esa situación fue la de gastar cada vez más dinero en Google AdWords.

Pero, esto no perjudicaba a su SEO, ¿no? Invertir dinero en Google AdWords supuestamente ayuda a mejorar el SEO de cualquiera, ¿verdad?

Bien, cuando analizaron en profundidad su problema se dieron cuenta de que su tráfico orgánico había descendido como consecuencia de las altas tasas de rebote que se asocian al tráfico de Google Adwords (habitualmente un 98%). Google había empezado a castigarlas. (Al menos, esto es lo que creen que les ha pasado). Por lo tanto, aumentar su inversión en Google Adwords no solo no les ha ayudado, sino que ha perjudicado su posicionamiento SEO.

7)     Cambia el status quo

Cambia algo. Prueba algo nuevo que creas que te pueda ayudar a parar ese descenso. Si estás publicando en tu blog 2 posts cada semana, empieza a escribir 5. Si estás invirtiendo 5.000 dólares en AdWords cada mes, empieza a invertir 7.000 o 2.000 o los que sean.

Sea lo que sea, cambia algo.

8)     Busca aspectos negativos

Quizá alguien está duplicando tu contenido. Quizá tu sitio tiene unos backlinks horribles y un algoritmo de Google te está castigando por ello. Elimina esos backlinks defectuosos y ponle freno a los plagiadores. Utiliza tus Herramientas de Webmaster y averigua lo que debes arreglar.

Si quieres mejorar el posicionamiento de tu negocio en Internet y conseguir una buena visibilidad, no dudes en probar los servicios de TusMedios: http://www.tusmedios.es/nota_de_prensa_kit.php