El disputado voto del señor Google

A falta de pocos días para el inicio de la campaña electoral en España y de semanas para la cita ante las urnas, Google demuestra cómo puede facilitar el conocimiento público de las personas, organizaciones y marcas, y cómo aparecer de forma errónea en el buscador puede resultar fatídico. Ejemplos:

Heineken_Dogfight_Infograph

‘Caso Heineken’

En foros de Comunicación y Responsabilidad Social Corporativa se ha hablado de la crisis en la que se ha visto sumida Heineken por un descuido ajeno. En 2010 contrata publicidad estática en una sala de fiestas de Mongolia.

Después, el local alberga peleas de perros sin retirar la publicidad y aparece en una foto que circula por Internet, lo que sugiere que la cervecera holandesa hubiera sido patrocinadora.

Heineken empieza a recibir mensajes de repulsa de todo el mundo. Intenta aclarar los hechos y condena cualquier maltrato animal. Pero estamos a finales de 2015 y aún sufre este estigma. La foto aún se puede encontrar en Google, como demuestra su publicación en este post.

 

heineken-1

 

  • Que quede claro: Heineken no tuvo nada que ver con este lamentable “espectáculo”

 

Rompiendo moldes ante el 20 D

Los candidatos en las elecciones generales se prodigan en a ‘tele’, desde “El Hormiguero” con Pablo Motos (Antena 3) hasta “En tu casa o en la mía” con Bertín Osborne (La 1), pasando por “¡Qué tiempo tan feliz” con María Teresa Campos (Tele 5). No hay constancia de que alguno se atreva a salir en “La que se avecina”, antes llamada “Aquí no hay quien viva”. Pero los ciudadanos no les decimos “¡Sálvame!”

Nuestros políticos pugnan por romper moldes y dar una imagen distinta de la habitual: uno hace zumos como si estuviese en “Top Chef” y juega al ping-pon; otros bailan; otro se sube a un globo, o da vueltas de campana en un coche; y uno más toca la guitarra y canta… Todo vale para dar el mitin.

¿”Qué hay de lo mío” en Google..?

En esta vorágine mediática, Internet toma parte activa con los internautas-votantes y se puede saber quién es el candidato que suscita más interés y consultas en Google. Albert Rivera encabeza la lista. Pero los españoles buscamos cosas sobre él, sobre Pablo Iglesias, Alberto Garzón, Pedro Sánchez o Mariano Rajoy que deberían dar que pensar, pues se hacen más consultas sobre la novia de Garzón (IU) o la de Iglesias (Podemos), o sobre la mujer de Sánchez (PSOE), que sobre el programa electoral de cada uno. Y sobre Rajoy (PP) el interés estaba en las relaciones con su padre.

Tal es la fuerza que cobra una persona u organización con sus apariciones en los medios e Internet, que hasta en las encuestas hay quien dice que en las pasadas elecciones generales votó a Podemos (Pablo Iglesias), cuando este partido todavía no existía. Se fundó en enero de 2014 y desde concurrió a las elecciones europeas de mayo de ese año y en las autonómicas y municipales de mayo de 2015. Sin embargo, hay encuestados que dicen haber votado a Podemos en los comicios generales anteriores, lo de 2011.

Seguramente no habrán querido mentir, sino que tengan conciencia de haber apoyado a Podemos “desde siempre”, sin la percepción temporal del comienzo de ese “siempre”.

La presencia mediática de una marca puede hacer que la población interiorice dicha marca con el producto que comercializa, de tal forma que se convierta en su nombre común. Así, “Podemos” se ha alojado en el subconsciente de muchos votantes a candidaturas de izquierda alternativas, lo mismo que los años sesenta y setenta a la gaseosa se la llamaba “casera” aunque fuese de otra marca.

El peligro

El riesgo es aparecer mal, como le sucedió a Heineken, y nadie está libre de ser víctima de un error o descuido ajeno que ponga a la empresa o persona en una situación incómoda.

En TusMedios queremos ser especialmente cuidadosos con estas cosas. Con alguna frecuencia, nos llegan clientes que quieren publicar una nota o comunicado que afecta a un tercero y nos vemos obligados a rechazar. El objetivo de una nota es dar a conocer alguna novedad o la actividad de quien la emite. Pero la reputación y la fama no se deben construir sobre los escombros y ruinas de la imagen de los demás.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *