Del SPAM al SPIM

Dice un dicho que bicho malo nunca muere, y otro dice que renovarse o morir. ¡Pues ya está! El bicho malo se renueva y fijo que no muere.

Esto es más o menos lo que ha pasado con el SPAM. La red está, y no podía ser de otra forman, en permanente evolución y renovación. Nuevas formas de comunicarse, nuevas herramientas y nuevos servicios generan inevitablemente la aparición de nuevas amenazas y peligros asociados a su uso. Asociados a su uso irresponsable o cuando menos descuidado.

El SPAM (…mensajes no solicitados, no deseados o con remitente no conocido (correo anónimo), habitualmente de tipo publicitario, generalmente enviados en grandes cantidades …)es anterior, muy anterior diría yo, al nacimiento y popularización de internet. Si bien es verdad que haEjemplo de SPIM alcanzado su máxima popularidad (realmente impopularidad) con la generalización del correo electrónico mediante los servicios gratuitos.

El SPAM puede ser desde simplemente molesto (recepción masiva de publicidad no solicitada) a muy peligroso cuando va asociado a otras técnicas de malvare y está hecho con cuidado (como por ejemplo cuando integra adjuntos con malvare y suplanta la identidad de un remitente que nos es familiar).

Hoy el correo ha dejado de ser la vía virtual de comunicación por excelencia, dejando su lugar a las redes sociales más importantes.

SPAM, el SPAM ha mutado y se ha adecuado a la naturaleza de estas nuevas formas masivas de comunicación. Ha aparecido el SPIM. El SPIM cambia el correo electrónico usado por el SPAM por las redes de mensajería instantánea.

¿Y cómo funciona el SPIM? Muy sencillo:

1)      Se nutren de direcciones de contactos mediante malvare que accede a las agendas de los usuarios de estas redes. Es decir hay infecciones previas (no SPIM) que toman los datos de las agendas.

2)      Aparecen los mensajes (de SPIM) integrados en las conversaciones que se están manteniendo.  Estos mensajes, al igual que en el SPAM, pueden ser más o menos dañinos en función de su texto  y enlaces que contenga.

3)      ¿Y qué persigue? Nada bueno, eso es seguro. Desde sencilla publicidad visitando el enlace no dañino incorporado (y que pensamos procede de uno de nuestros contactos) a nuevas infecciones de nuestra cuenta o dispositivo con los propósitos más dispares.

Y como podemos combatir el SPIM. Pues tres recomendaciones muy sencillas:

  1. Proteger nuestros dispositivos (todos no solo los ordenadores) con software antimalware
  2. Mantenerlos actualizados y bien configurados  y
  3. Usar el sentido común.

 

Javier Ezquerra JAEZ. CISA

Consultor en TusMedios

Fuentes consultadas –Incibe (antes INTECO) y Wikipedia

La imagen de inicio es de http://pixabay.com/

La imagen del texto fue tomada de Incibe(INTECO)

@Javier_Ezquerra

One thought on “Del SPAM al SPIM

  • Me ha hecho mucha gracia el mensaje, me imagino hablando con mi padre por Whatsapp que ya le cuesta un poquito, y que le ponga ese mensaje, jajaja seguro que ve el enlace y me contesta con su punto de vista al viaje.

    🙂
    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *