“Burro grande, ande o no ande…” (o cómo hacerse un lío con la estrategia del SEO)

“Burro grande, ande o no ande”, dice el refrán que critica la ostentación y la valoración excesiva de algo en función de su tamaño o su abundancia, sin considerar si es lo mejor y su eficacia. Craso error, pero muy común entre quienes se meten al “DiY” (“Do it Yourself”) o “hágaselo usted mismo”, sin conocimiento de algunas reglas elementales.

 

Son “manitas tecnológicos” que, con el ánimo de ahorrarse unos cuartos en contratar a quien sí sabe, se meten “en camisa de once varas”: ellos idean, ellos escriben; ellos deciden qué hay que decir y cómo decirlo… Y así, insertan hipervínculos por doquier, a tutiplén, en sus blogs, webs corporativas, informaciones, comunicados, notas de prensa… en la creencia (falsa) de que a más enlaces hacia el sitio que desean promocionar, mayor aumento de visitas obtendrán.

Es fácil confundir calidad con cantidad, tamaño con dimensión. Y así, lo que se puede decir en 350 palabras se traduce en un texto de más de mil; lo que debiera ser redactado con cuidado y corrección, se escribe con faltas y erratas. No es establecen palabras clave, o se designan demasiadas. No se respeta la norma (básica) de no superar los cuatro links en cada texto y los hay que se entusiasman y colocan una docena…

Como suele ocurrir, al final “lo barato sale caro”. Y por ahorrarse esos cuartos los “manitas tecnológicos” en cuestión están destrozando cualquier posibilidad de promoción real del sitio que pretenden impulsar. Veamos:

 

  • Extensión de textos: no conviene difundir ningún contenido con menos de 350 palabras. En TusMedios somos muy flexibles y admitimos muchas manos, pero nos encontramos con extremos en que el usuario pretende que difundamos una nota incluso con menos de cien y uno o dos enlaces redirigiendo a otros sitios. Esto no podemos aceptarlo. En el polo opuesto se encuentran los textos interminables, que tampoco son aceptados. La norma más ortodoxa habla de no superar las 750 a 900 palabras. En TusMedios también somos flexibles y aceptamos textos más largos, pero dentro de unos márgenes amplios que si se rebasan debemos de rechazar.
  • Redacción: los textos descuidados no son bien aceptados. Las erratas siempre se pueden producir, pero hay que procurar subsanarlas. Además, hay erratas que dan lugar a equívocos indeseables. Las faltas de ortografía causan una pésima impresión y en ocasiones un efecto rechazo. Los medios no suelen hacerse eco de textos con dichas faltas, ni se molestan en corregirlas. Simplemente, las rechazan. El texto ha de ser coherente y ofrecer datos verídicos y documentados. Afirmaciones sin base alguna no son creíbles ni aceptadas. Y no deben incluir expresiones o enlaces perjudiciales u ofensivos para nadie, en ningún caso. En TusMedios ofrecemos un servicio adicional de redacción de contenidos, a cargo de periodistas especializados en Comunicación Corporativa. Pero para el que no quiera o no pueda contratarlos, estos mismos expertos profesionales supervisan y editan dichos textos para aumentar su capacidad de penetración y su alcance en medios de comunicación y portales divulgativos de Internet.
  • Hipervínculos: sólo cuatro como máximo. Hay medios que sólo publican uno, tres como mucho, por lo que el tope de cuatro excede estos límites y es más que suficiente. Hay medios que rechazan contenidos que rebasan el número máximo de enlaces establecido por ellos. Y Google también lo penaliza. Los hipervínculos han de dirigir a páginas que no sean polémicas, ofensivas y/o contrarias a las normas de publicación en cada caso.
  • Palabras clave, meta descripción, etiquetas, categorías… Todo detalle por mínimo que parezca es importante para ayudar, o perjudicar en caso contrario, la difusión de una nota, su posicionamiento SEO, su repercusión en medios…
  • Fotos e ilustraciones: ojo con ellas, no todo vale. Las fotos han de ser las propias, personales y exclusivas de la organización que pretende promocionarse en Internet. En el caso de carecer de ellas, se pueden buscar ilustraciones “de recurso”, pero siempre contando con el beneplácito del propietario o autor de dicha imagen, respetando los derechos de copyrigth. Cualquier otra opción significa vulnerar la ley y está penalizado. En TusMedios no nos hacemos responsables de los materiales gráficos que nos proporciona el cliente, único que sabe si ha obtenido el permiso necesario para utilizar cada imagen o no. Y la resolución debe de cumplir con unos requisitos adecuados para su correcta publicación, pues una imagen con mala calidad no se admite o, cuando se admite, resulta contraproducente.

 

Estos son, tan sólo, unos cuantos ejemplos de normas sobre los errores a evitar, que son muy comunes y que no hacen más que perjudicar a los mismos que los perpetran, o a quienes confían en ellos, los del “burro grande, ande o no ande”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *